Hidrocarburos

Ecuador se queda sin gas, pese a millonaria inversión en eje gasífero y evalúa importarlo desde Perú

Hoy existen tres certezas: las reservas se sobreestimaron, no hay suficiente gas natural para la creciente demanda y se podría importar desde Perú.

“Actualmente no tenemos gas (suficiente)”, afirmó Álex Galárraga, gerente de Petroamazonas EP, que opera el campo Amistad donde se invirtieron no menos de US$1.112 millones en infraestructura y que hoy día está subutilizada.

Una infraestructura gasífera que le ha costado a Ecuador no menos de US$1.112 millones, entre construcción, inversiones, pérdidas y hasta pagos irregulares ya glosados, se encuentra subutilizada en el sector sur del país.

Se trata del eje gasífero compuesto por el campo Amistad, en el golfo de Guayaquil, y su gasoducto manejados ahora por Petroamazonas (con inversiones de US$582 millones y una glosa de US$49 millones).

Este se conecta con la planta de almacenamiento y licuefacción de Bajo Alto, en El Oro, de propiedad de EP Petroecuador (costó US$85 millones y se han registrado US$115 millones en pérdidas por fallas). En este mismo eje está la central eléctrica de ciclo combinado de Termomachala, ahora en manos de Celec EP (que costaría US$282 millones y registra glosa de US$31 millones).

En el 2011, el Gobierno promocionó el hallazgo de 1,7 trillones de pies cúbicos de gas en Amistad y la posibilidad de evitar importaciones de gas licuado de petróleo, al reemplazarlo por natural. Para buscar el combustible, por ejemplo, se contrató la plataforma de Petrex Ocean Spur, que le llegó a costar al país US$114.000 diarios y terminó en tres pozos fallidos.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button