Entrevistas

ISA REP – Conexiones que inspiran, transportan la energía que impulsa el desarrollo y bienestar de millones de peruanas y peruanos

Carlos Mario Caro es Gerente General – desde febrero del 2012- de ISA REP, ISA CTM e ISA Perú. Ha sido Presidente del Consejo Empresarial Colombiano (CEC) y del Sector Eléctrico de la Sociedad Nacional de Minería, Peróleo y Energía en Perú (SNMPE).

Actualmente es Miembro del Comité Consultivo de la Universidad de Ingeniería y Tecnología (UTEC) y Vicepresidente de la Comisión de Integración Energética Regional (CIER – PECIER).

Nuestra revista conversó sobre los planes de desarrollo de la empresa.

Red de Energía del Perú S.A. (ISA REP) es la empresa líder en transmisión de energía eléctrica en el país ¿Qué empresas conforman el Grupo ISA en el Perú?

ISA REP es la empresa líder en transmisión de energía eléctrica en el país. Gestionamos además los activos de Consorcio Transmantaro e ISA Perú, ambas empresas del Grupo ISA. Entre las 3 empresas, el grupo cuenta con un 73% de participación en el mercado de transmisión eléctrica.

En el Perú, operamos y mantenemos un total de 12 mil kilómetros de líneas de transmisión en alta tensión y 79 subestaciones eléctricas. Nuestro equipo humano, de cerca de 400 colaboradores, está comprometido con hacer llegar a los peruanos y peruanas la energía que necesitan para seguir haciendo realidad sus planes.

¿Qué líneas de transmisión tienen en concesión y por cuánto tiempo? ¿En qué regiones están presentes?

Estamos presentes en 21 departamentos del país, manteniendo relaciones cercanas y de largo plazo con cerca de 2 mil comunidades de nuestra área de influencia directa.

Actualmente manejamos 87 concesiones con el Estado peruano. 49 están a cargo de ISA REP, 33 de ISA CTM y 5 con ISA Perú.

Entre las principales concesiones que operamos, ISA CTM, por ejemplo, es la empresa concesionaria de la línea de transmisión Mantaro-Socabaya, responsable de unir el Sistema Interconectado Centro-Norte con el Sistema Interconectado Sur.

“Como Grupo ISA, en agosto adquirimos el 100% de las acciones de Orazul Energy Group en Perú, empresa dueña de ETENORTE y ETESELVA, que operan seis líneas de transmisión con un total de 746 kilómetros de circuito. Las concesiones son a perpetuidad y representarán ingresos anuales por USD 13 millones, aproximadamente.”

¿Qué servicios prestan en el país? ¿Puede comentarnos brevemente las actividades de cada uno de ellos?

Actualmente realizamos la construcción, operación y mantenimiento de las líneas de transmisión en alta tensión. Este servicio es vital para transportar la energía que se produce en los centros de generación hacia las distribuidoras, para que a su vez puedan dirigir la energía a los hogares y negocios del país.

Adicionalmente, desde el año pasado, ISA Perú ofrece en el mercado la solución LISA, el cual es un lector electrónico que se conecta fácilmente a los Transformadores de Potencia (incluyendo activos que tengan sensores con salida analógica o digital) que necesiten optimizar su medición de parámetros en las subestaciones eléctricas. Con ello, lee las señales de corriente locales de los sensores que son llevándolas a la nube y a través de nuestro servicio de monitoreo en línea generamos alertas y estadísticas que permiten optimizar los mantenimientos remotos.

¿Cómo afectó sus operaciones el COVID-19 y la cadena de pagos de las distribuidoras eléctricas?

Para poder mantener una adecuada supervisión del servicio eléctrico durante la pandemia, contamos con más de 200 personas en los Departamento de Transmisión Centro, Norte y Sur, que estuvieron rotando entre teletrabajo y supervisión en campo. De igual forma, los colaboradores del Centro de Control aplicaron protocolos especiales.

Para el personal que se desplaza a lo largo de nuestra servidumbre y subestaciones, dispusimos medidas sanitarias para salvaguardar su salud y seguridad, además del distanciamiento social.

Sin duda, fue un reto evitar que la cadena de pagos se rompa durante la cuarentena, pero en términos generales las empresas Generadoras y Distribuidoras que nos pagan honraron sus compromisos a pesar de las dificultades que han tenido en sus cobros. Del sector en general hay que resaltar la resiliencia, a pesar de las dificultades.

Vuestra empresa fue la primera en poner en marcha la primera línea de transmisión en 500 mil voltios del país, el proyecto Chilca – La Planicie – Zapallal, marcando un hito en la historia energética del Perú ¿Qué podría comentarnos al respecto?

Ese proyecto marcó un hito en nuestra historia ya que fue el primero ejecutado en el Perú en 500 kV. Chilca- La Planicie – Zapallal ​se llevó a cabo debido a los nuevos proyectos de generación, cuya puesta en operación comercial debía coincidir con la disponibilidad de una mayor capacidad de transmisión que permita inyectar al Sistema Eléctrico Interconectado Nacional (SEIN) la producción de tales proyectos de generación y, simultáneamente, atender el incremento de la demanda eléctrica en dicho sistema.

Por otro lado, la construcción de este proyecto garantizó el transporte de energía más confiable y seguro en el Sistema Interconectado Centro. El proyecto evitó apagones causados por el congestionamiento de las líneas de transmisión de esa época.

Entre los retos principales del proyecto fueron los aspectos arqueológicos, prediales y sociales, inherentes a la localización y trazado de las líneas 500kV del Proyecto en los suburbios de Lima.

¿De qué manera crean valor sostenible a sus grupos de interés y la sociedad en general? ¿Qué programas desarrollan en el entorno de las comunidades que operan?

La sostenibilidad es el marco de actuación sobre el que manejamos todas nuestras relaciones con nuestros grupos de interés. Buscamos promover el desarrollo sostenible en las comunidades donde tenemos presencia y generar confianza con todos los actores.

Por ejemplo, venimos impulsando el programa de Servidumbres Sostenibles, a través de los proyectos Huertos en Línea y Jardín Medicinal Productivo “Praderas de Vida”. Estos están ubicados en San Juan de Miraflores y Villa María del Triunfo, además, de Trujillo.

Otra iniciativa que desarrollamos, para mitigar el impacto del cambio climático y ayudar a la conservación de la biodiversidad del Perú, es el programa Conexión Jaguar. A la fecha, tenemos dos proyectos implementados en San Martín y Ucayali, con los cuales contribuimos a conservación más de 780,000 Hectáreas del corredor del Jaguar a nivel Latinoamérica, y reducir cerca de 6,150,000 Toneladas de CO2 (proyectadas al 2030).

Quiero resaltar en este punto, que el compromiso con la sostenibilidad trae múltiples beneficios, entre ellos, que el sector financiero nos permita ofrecer Bonos Internacionales Verdes al mercado, para el financiamiento de proyectos sostenibles. Para nosotros es un gran logro que, en Perú, Consorcio Transmantaro cuente con dos proyectos financiados con estos bonos verdes por USD 600M.

Otro frente muy importante, y al que le prestamos especial atención durante este año es al humanitario, por ello, desde marzo desplegamos la campaña “Todos Somos Uno” para ayudar a las familias menos favorecidas, y al sector salud. Entre las actividades más resaltantes, recientemente se contribuyó a la implementación de una planta de oxígeno medicinal en La Merced, cuyo liderazgo estuvo liderado por del Vicariato de la zona e impulsado por la misma sociedad civil.

También se invirtió en la construcción de 100 ventiladores “MASI”, proyecto creado por un equipo de ingenieros de la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y de las empresas aliadas Brein, Diacsa, EaTech y Zolid a mediados de abril, con el propósito de contar con ventiladores mecánicos para pacientes afectados con la COVID-19.

De la misma forma, apoyamos el financiamiento de la investigación de una prueba molecular rápida, más económica y accesible, a cargo de la Universidad Cayetano Heredia.

Finalmente, hemos donado kits de alimentos para comunidades vulnerables en Lima, Cusco, San Martín, Pucallpa, Arequipa y Trujillo. Así también, entregado protectores faciales a hospitales en Chiclayo, Arequipa, Lima y al Ministerio de Transportes y Comunicaciones.

¿Qué acciones realizan para tener mejores prácticas de gobierno corporativo y ética?

Las empresas del Grupo ISA son reconocidas a nivel nacional e internacional como referentes de ética y buenas prácticas. Uno de los instrumentos que apalancan esta característica es el Programa Empresarial de Ética y Compliance, el cual ha venido madurando con el fin de mantenerlo acorde con los lineamientos de la Alta Gerencia, el desarrollo del negocio y las leyes de los países donde operamos.

El Programa se desarrolla en base a 6 componentes: 1) asegurar el compromiso de los colaboradores y los directivos, 2) evaluación de riesgos, 3) supervisión, 4) desarrollo y difusión de políticas y procedimientos, 5) capacitación y comunicación y, 6) monitoreo, revisión y reporte.

Contamos con un Manual del Programa, Código de ética y conducta, además de canales de reporte de Línea ética, la cual está activa 24/7 para recibir posibles eventos de fraude o corrupción, actos ilegales o conducta indebida. En este espacio, se asegura la debida diligencia y confidencialidad de la información reportada.

Con todo esto, buscamos asegurar nuestras acciones de Buen Gobierno Corporativo y transparencia, además de ser coherentes en la toma de decisiones y en el relacionamiento con los grupos de interés. Nuestra convicción es que podemos crecer en el mercado, siendo competitivos y manteniendo nuestro carácter ético y transparente.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button