Entrevistas

Conelsur, comprometidos con el desarrollo sustentable y la excelencia operativa de los activos de energía eléctrica

Entrevistamos a Jorge Vargas Romero, ingeniero civil en electricidad de la Universidad de Santiago de Chile, con postgrado en Power System Engineer en GE Learning Center NY State-USA, y MBA de la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago de Chile.

Cuenta con 15 años de experiencia en el mercado eléctrico chileno. Ha participado en la operación y planificación de los sistemas de transmisión en Chile y ha contribuido en la creación y actualización de las normas técnicas de seguridad y calidad de servicio de ese país.

Ha ejercido la docencia como catedrático en la Universidad de Santiago de Chile y Universidad de la Frontera, asesorando tesis de titulación y contribuyendo a la publicación de trabajos de investigación.

¿Quiénes son los accionistas de CONELSUR? ¿Puede comentarnos brevemente la trayectoria de Transelec?

La empresa de transmisión Conelsur es parte del Grupo Transelec, consorcio integrado por los fondos canadienses Canadian Pension Plan Investment Board (CPP), British Columbia Investment Management Corp. (bcIMC) y Public Sector Pension Investment Board (PSP), y la empresa China Southern Powe Grid International (CSGI), que es el segundo operador de redes eléctricas en China.

Transelec tiene más de 60 años de historia desarrollando sistemas de transmisión en Chile, liderando los proyectos más importantes de ese país en este segmento. Con más de 10 mil kms de líneas de transmisión y 61 subestaciones, es la principal compañía de transmisión de Chile y, por sus redes, pasa el 96% de la energía eléctrica del país. Fue este respaldo y experiencia que Conelsur heredó y ha puesto a disposición para el desarrollo y operación de redes de transmisión en Perú.

¿Cuándo y cómo ingresa Conelsur al Perú? ¿Cuál es la extensión de sus líneas de transmisión y cuántas subestaciones tienen? ¿En qué departamentos están presentes?

Conelsur se constituye el año 2016, como parte del proceso de internacionalización de Transelec, mediante la compra de los activos de transmisión de Edegel (hoy Enel Generación Perú) ubicados en Lima y Junín, siendo estas líneas esenciales para la transmisión de la energía renovable que se genera en la cuenca del río Rímac y que es consumida por los clientes de la ciudad de Lima.

Hoy, Conelsur tiene cerca de 1000 kms de líneas de transmisión y 19 subestaciones, desde 60 kV hasta 220 kV, con presencia en 6 departamentos del país, desde Cajamarca hasta Arequipa. 

“Conelsur es de propiedad del Grupo Transelec, la principal empresa de transmisión eléctrica en Chile, que ingresó al mercado peruano en 2016. Recientemente incrementamos nuestra presencia y capacidad instalada en el Perú, llegando a operar más de 1.000 kilómetros de líneas de transmisión en seis departamentos del Perú. Transelec cuenta con más de 60 años de experiencia en la planificación, desarrollo, operación y mantención de líneas y subestaciones en Chile, un respaldo para la competitividad y calidad de servicio de Conelsur”

En estos años de operación concretaron la compra de activos de diversas líneas de transmisión ¿Qué puede comentarnos al respecto?

Como parte de nuestra estrategia de expansión y con el propósito de ser un actor relevante en el sector eléctrico peruano, el año 2019, Conelsur adquirió la Compañía Transmisora Norperuana (CTNP) y, a comienzos de este año 2020, Conelsur adquirió los activos de transmisión de Conenhua, empresa subsidiaria del grupo minero Buenaventura.

Ambas adquisiciones sumaron aproximadamente 350 kms de líneas eléctricas a nuestra red, las cuales abastecen principalmente a clientes mineros, que por la característica de su negocio, requieren un alto nivel de calidad de servicio, es decir, baja tasa de fallas y alta disponibilidad de la red eléctrica, lo que se traduce en un importante desafío técnico-humano para Conelsur, lo que ha sido implementado a partir de la experiencia que hemos tenido con Transelec proveyendo exitosamente soluciones de transmisión para la minería en Chile.

¿Cómo financian sus inversiones? ¿Cotizan en la Bolsa de Valores de Lima?

Conelsur es una compañía que no cotiza en bolsa dado que es una sociedad cerrada. No obstante lo anterior, siendo parte del Grupo Transelec, tiene un respaldo financiero de clase mundial a través de sus accionistas, los cuales constantemente están explorando nuevas oportunidades para invertir y financiar proyectos de infraestructura eléctrica. Perú es un país muy atractivo para invertir, sumado a que aún tiene un déficit de más de 150 mil millones de dólares en infraestructura y ofrece interesantes prospectos en materia energética. Aun cuando la situación de la pandemia ha afectado importantemente las condiciones en cómo se invierte o se financian los proyectos, particularmente los eléctricos, mantenemos nuestras intenciones de seguir creciendo en el Perú.

¿Cómo afectó la COVID-19 sus operaciones, mantenimiento y construcción?

Ha sido un periodo muy desafiante para Conelsur, dado que teníamos la tarea de mantener la continuidad de servicio de nuestra red para permitir que la energía se transmita en forma continua desde las centrales de generación a las subestaciones de distribución, y también a los centros mineros que, en su mayoría, mantuvieron operaciones activas durante todos estos meses. Todo lo anterior, sólo fue posible gracias al importante compromiso y esfuerzo de nuestros colaboradores y contratistas. Debimos adecuarnos rápidamente, emitiendo exigentes protocolos sanitarios, tanto de uso interno, como con el cuidado de nuestras comunidades vecinas. Estamos trabajando con estándares muy superiores a los requeridos por la autoridad, buscando mejores prácticas de clase mundial para evitar aumento de contagios y procurando una permanente continuidad de servicio, que es nuestra misión.

¿Tienen planeado participar en las próximas licitaciones?

Conelsur está constantemente evaluando las oportunidades que tiene el mercado para el crecimiento de su negocio de transmisión. Entre las opciones de crecimiento, consideramos muy importante las licitaciones que convoca Proinversión y que esperamos se puedan acelerar, dado que este año se adjudicará sólo un proyecto por 40 millones de dólares, y en la cartera, definido en los planes de transmisión y planes de inversión, hay más de 300 millones a la espera de ser licitados.

La pandemia y la consecuente disminución de la demanda de energía eléctrica, ha traído un respiro a la urgente necesidad de contar con sistemas de transmisión robustos en el norte y en el sur de país, los cuales habrían sido insuficientes al año 2026, de no ser por esta emergencia sanitaria. No obstante, consideramos muy importante que el Ministerio de Energía y Minas, el MEF y Proinversión aprovechen esta ventana de tiempo, para poder convocar y adjudicar las licitaciones faltantes, lo cual trae un beneficio adicional de contribuir con la reactivación económica que el país tanto necesita, sumado a que, las regiones podrán asegurar cobertura y redes de calidad.

Mención aparte son las interconexiones internacionales, que, si bien en el caso con Ecuador ya está definido, creemos que es el momento oportuno para retomar los análisis y las decisiones regulatorias, técnicas y de fomento de desarrollo de mercado, para la interconexión con Chile.

¿Cómo llevan a cabo la sostenibilidad con las poblaciones cercanas a sus operaciones? ¿Cómo los apoyan?

La sostenibilidad de nuestras operaciones con las comunidades y medio ambiente son parte de nuestros objetivos estratégicos. Al centro de nuestro trabajo, se encuentra el tener un buen relacionamiento con las comunidades y el medioambiente donde se encuentran nuestras líneas y subestaciones. Nuestra política de sostenibilidad así lo refleja, traduciéndolo mediante programas de relacionamiento comunitario que tienen por objetivo apoyar a comunidades, sobre todo para que puedan optar por el desarrollo de competencias que les permitan generar sus propios emprendimientos y sean sostenibles.

Este año, sin embargo, hemos debido modificar importantemente nuestro programa y todo lo que hemos hecho ha estado relacionado con Covid-19. Así, este año hemos repartido cajas con víveres, y elementos de protección personal a familias de comunidades cercanas a nuestras líneas en Palca, San Juan de Lurigancho y Santa Eulalia – Chosica, que más lo necesitan, sabiendo que, en muchos casos, dichas comunidades se vieron importantemente afectadas por la pérdida de empleo, dado el largo confinamiento que ha tenido el país. Nuestro programa del resto del año sigue en la misma línea y esperamos generar impacto en más de 2000 familias del Perú.

Artículos relacionados

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

Back to top button