Noticias Horizontal 728x90 (1)

Casi dos millones de peruanos viven sin electricidad a dos años del Bicentenario

Actualmente no existen las condiciones ideales para aprovechar el potencial renovable.


A pocos días de celebrar Fiestas Patrias y a solo dos años del Bicentenario de nuestra Independencia, enfrentamos una dura realidad; 14% de viviendas en nuestro país no cuentan con alumbrado eléctrico por red pública, es decir cerca de dos millones de peruanos no tienen acceso a la electricidad. “Es inaceptable que en nuestro país, que posee abundantes recursos energéticos renovables suficientes para atender a toda la población, sigan habiendo hoy en día peruanos que viven sin electricidad en sus hogares, escuelas, centros de trabajo, etc., esto sin duda se debe a la falta de políticas gubernamentales claras que hagan posible solucionar esta necesidad básica”, sostiene Franklin Acevedo, gerente general de la Sociedad Peruana de Energías Renovables (SPR).

Según el Ministerio de Energía y Minas, el potencial de energías renovables no convencionales (ERNC) en el Perú es así: en eólica sobrepasa los 22,000 MW, geotérmica llega a los 3,000 MW, mientras que solar y biomasa son indefinidos. Asimismo, estos recursos se encuentran distribuidos en todas las regiones del país, lo que propiciaría la generación local de energía y fortalecería la seguridad del sistema eléctrico. Sin embargo, actualmente no existen las condiciones ideales para aprovechar el potencial renovable porque este tipo de energías no puede competir en igualdad de condiciones con las centrales termoeléctricas o grandes hidroeléctricas.

“El desarrollo de las energías renovables implica que el gobierno reconozca la potencia firme para centrales eólicas y solares, se retomen las subastas para proyectos de geotermia y biomasa, paralizadas desde el 2015, se descentralice la producción de energía a favor de las regiones y se defina un plan que delinee políticas y objetivos específicos con la contribución de todos las partes interesadas”, explica Acevedo.

Al 2018, alrededor del 5% de la electricidad que se produjo en el Perú se obtuvo a base a ERNC, mientras que 57,8% provino de las hidroeléctricas y 37,8% de las termoeléctricas, en un contexto de sobreoferta de energía. Sin embargo, estimaciones del Comité de Operaciones del Sistema Interconectado Nacional (COES) indican que esta terminará en el 2022, cuando el déficit energético obligaría a recurrir a fuentes contaminantes como el diésel para atender la demanda eléctrica de ese momento con el consiguiente impacto en las tarifas y en el medio ambiente.

Hoy, una central solar o eólica se construye entre uno o dos años y sus precios por cada megavatio han descendido hasta alcanzar los US$ 30 MW/h y US$ 40 MW/h respectivamente, montos muy competitivos frente a la energía producida con fuentes fósiles, en efecto el gas natural fluctúa entre los US$ 40 a 50 MW/h, carbón 50 y 60 MW/h y diesel alrededor de los US$ 250 MW/h.

Asimismo, el desarrollo de la geotermia proveería energía de manera continua, además de calefacción al aprovecharse el calor interior de la tierra que beneficiaría a los hogares del sur del Perú, la zona más afectada por el friaje y heladas. Igualmente, el uso de la biomasa o residuos sólidos orgánicos generados en las ciudades peruanas, es otra fuente importante para generar electricidad.

“Recordemos que el Presidente de la República, Martín Vizcarra, declaró en diversas oportunidades que una de las metas de su gobierno es que todos los peruanos tengan agua y energía eléctrica y que para lograr ese objetivo se tiene que recurrir a las energías renovables. Desde la Sociedad Peruana de Energías Renovables estamos al servicio del país para que esa visión se haga realidad para el Bicentenario”, concluyó Franklin Acevedo, gerente general de la SPR.

Fuente: Sociedad Peruana de Energías Renovables


Noticias Horizontal 728x90 (1)

MÁS NOTICIAS

Noticias Vertical 300x250 (1)

Noticias Vertical 300x250 (1)

Noticias Horizontal 728x90 (3)

Copyright 2018 ® RevistaEnergia.pe Todos los Derechos Reservados. Desarrollado por LimaDot