Empresas

Enel, el camino hacia 2030 en el plan estratégico 2022–2024: impulsar las inversiones hacia cero emisiones con enfoque en la electrificación de la demanda de energía del cliente

  • El Plan del Grupo Enel se centra en cuatro líneas estratégicas:

(i) asignar capital para respaldar el suministro de electricidad descarbonizada;

(ii) habilitar la electrificación de la demanda de energía de los clientes;

(iii) aprovechar la creación de valor en toda la cadena de valor;

(iv) impulsar la sustentabilidad Net Zero.

  • El Grupo espera movilizar inversiones totales de 210,000 millones de euros entre 2021 y 2030, de los cuales 170,000 millones de euros serán invertidos directamente por el Grupo Enel (+6% sobre el Plan anterior) y 40,000 millones de euros serán catalizados a través de terceros.
  • Entre 2020 y 2030, se proyecta que el EBITDA ordinario del grupo aumente a una tasa de crecimiento anual compuesta (“CAGR”) de 5%-6%. También se proyecta que el ingreso ordinario neto del grupo aumente a una tasa anual compuesta de 6%-7%.
  • El Grupo adelanta su compromiso Net Zero por 10 años, pasando del 2050 al 2040, tanto para emisiones directas como indirectas.
  • Se espera que el valor creado para los clientes del Grupo genere una reducción de hasta un 40% en su gasto energético, junto con una reducción de hasta un 80% de su huella de CO2[1] para el 2030.
  • En el 2024, se espera que el EBITDA ordinario del grupo alcance los 21.0-21.6 mil millones de euros, en comparación con los 18.7-19.3 mil millones de euros estimados en 2021. Se espera que el ingreso ordinario neto del grupo aumente a 6.7-6.9 mil millones de euros en 2024, en comparación con 5.4-5.6 mil millones de euros estimados en 2021.
  • La política de dividendos de Enel para el período sigue siendo simple, predecible y atractiva. Se espera que los accionistas reciban un Dividendo Fijo por Acción (DPS) que está previsto que aumente en un 13%, llegando hasta 0,43 euros por acción, entre 2021 y 2024.
  • Se espera que el crecimiento planificado de las ganancias, junto con el rendimiento de dividendos subyacente[2], resulte en un retorno total de aproximadamente 13%.

Objetivos financieros

 

 

 

 

 Crecimiento de ganancias

2021E

2022

2023

2024

EBITDA ordinario (€bn)

18.7-19.3

19.0-19.6

20.0-20.6

21.0-21.6

Ingresos ordinarios netos (€bn)

5.4-5.6

5.6-5.8

6.1-6.3

6.7-6.9

Creación de valor

 

 

 

 

DPS fijo (€/share)

0.38

0.40

0.43

0.43

Rendimiento implícito de dividendos2

5.4%

5.7%

6.1%

6.1%

Francesco Starace, CEO y Director General de Enel dijo: “El Plan de este año, con 170,000 millones de euros de inversiones directas para 2030, es fundamental. Su implementación nos permite pasar de la década anterior del Descubrimiento de Energías Renovables a la década actual, la Década de la Electrificación. Estamos acelerando el crecimiento en todo el campo, aportando valor a nuestros clientes, que son el núcleo de la estrategia del Grupo, un valor que se traduce en una reducción proyectada de su gasto energético, al tiempo que aumentamos su demanda eléctrica para 2030. Además, estamos adelantando el objetivo de descarbonización total del Grupo por diez años, alcanzando Net Zero para 2040. Continuaremos creciendo en energías renovables, aprovechando lo que ya es la base de activos renovables privados líder en el mundo. La infraestructura y las redes, así como la línea de negocio de Clientes Globales recientemente lanzada, nos permitirán aprovechar las increíbles oportunidades que ofrece la electrificación. El trabajo pionero realizado por todos los compañeros de Enel y la avanzada transformación digital del Grupo nos permitirá abordar la evolución de las necesidades de los clientes durante esta década”.

Roma, 24 de noviembre, 2021 – El Grupo Enel (el “Grupo”) presentó su Plan Estratégico 2022-2024, así como también presentó su visión estratégica hacia 2030.

El Plan 2030

El mundo está en marcha hacia Net Zero y los procesos de descarbonización y electrificación de la economía global son clave para evitar las graves repercusiones de un aumento de las temperaturas por encima de 1,5 ° C. Los escenarios publicados más recientemente coinciden en que, para alcanzar objetivos climáticos ambiciosos, la electrificación de los usos energéticos debe acelerarse junto con un despliegue masivo de energía libre de carbono. Los clientes serán impulsores activos y principales beneficiarios de este proceso.

Durante los últimos diez años, las energías renovables se han convertido en una corriente principal en la generación de energía, lo que permite que la descarbonización avance a un ritmo más rápido. Además, la próxima década será crucial para la cumplir los objetivos marcados por el Acuerdo de París en 2015. Mientras tanto, este período también se caracterizará por acciones crecientes hacia la electrificación, a través de las cuales los clientes trasladen progresivamente su consumo energético hacia la electricidad, mejorar el gasto, la eficiencia, la huella de emisiones y la estabilidad de precios.

El Grupo ha definido sus acciones estratégicas de acuerdo a lo siguiente:

I. Asignar capital para respaldar el suministro de electricidad descarbonizada

El Grupo espera movilizar 210,000 millones de euros entre 2021 y 2030. De esta cantidad, el Grupo prevé invertir directamente alrededor de 170,000 millones de euros (+ 6% sobre el Plan anterior) a través de los modelos de negocio de Ownership y Stewardship, este último también catalizando 40,000 millones de euros adicionales a través de terceros.

Se espera que esta asignación de capital acelere el logro de los objetivos de electrificación y descarbonización del Grupo.

Para 2030, el Grupo Enel espera alcanzar una capacidad renovable total de alrededor de 154 GW, triplicando su cartera de 2020, aumentar su base de clientes de la red en 12 millones y promover la electrificación del consumo, aumentando las ventas de electricidad en casi un 30% mientras se enfoca en el escalar más allá de los servicios básicos, como la movilidad eléctrica pública o el almacenamiento detrás del medidor, con el apoyo de socios.

El Grupo prevé invertir directamente alrededor de 160,000 millones de euros a través del modelo de negocio de Ownership, principalmente en países de “Nivel 1” [3]. Específicamente:

  • Casi la mitad (alrededor de 70,000 millones de euros) se dedicará a las energías renovables, campo en el que se espera se sumen unos 84 GW de capacidad, de los cuales 9 GW serían en almacenamiento, lo que supondrá 129 GW de capacidad renovable instalada consolidada para 2030. Se espera lograr esto aprovechando una creciente cartera de alrededor de 370 GW, más del doble de la que se presentó el año pasado, junto con tres plataformas globales para Desarrollo Comercial, Ingeniería y Construcción, así como Operación y Mantenimiento;
  • Está prevista una inversión adicional de unos 70,000 millones de euros en Infraestructuras y Redes, con un incremento de 10,000 millones de euros respecto al Plan anterior, concentrado en Europa, destinado a reforzar la posición del Grupo como actor global en términos de escala, calidad, eficiencia y resiliencia. Se espera que esta inversión dé como resultado una Base de Activos Reguladores (“RAB”) de 65,000 millones de euros en 2030, junto con la digitalización completa de toda la base de clientes de la red del Grupo a través de contadores inteligentes. El desarrollo de las actividades de red del Grupo aprovechará la implementación de Grid Blue Sky, una plataforma digital para administrar su cartera de redes bajo un modelo global unificado con el cliente en el centro de la cadena de valor.

Bajo el modelo de negocio de Stewardship, el Grupo planea invertir aproximadamente 10,000 millones de euros, mientras que cataliza alrededor de 40,000 millones de euros de terceros, enfocándose en países donde la generación no está integrada con los clientes, en nuevas geografías o en áreas donde el Grupo puede monetizar su experiencia para ofrecer servicios a los socios.

II. Habilitar la electrificación de la demanda energética de los clientes

Las acciones estratégicas del Grupo tendrán como objetivo aumentar el valor del cliente en los segmentos Business to Consumer (“B2C“), Business to Business (“B2B“) y Business to Government (“B2G“), mejorando el nivel de electrificación de esos clientes y los servicios ofrecidos.

En los países de “Nivel 1”, se espera que esta estrategia personalizada, junto con las inversiones en la base de activos, genere un aumento de 2.6 veces el margen integrado del Grupo entre 2021 y 2030, respaldado por una plataforma unificada, a través de la cual se administra la base de operaciones de clientes más grande del mundo entre empresas privadas de servicios públicos.

El Grupo aprovechará su posicionamiento integrado en países de “Nivel 1”, lo que dará como resultado:

  • un aumento de 80% en los ingresos frente a 2021;
  • tarifas ampliamente planas para los clientes;
  • disminución del 40% en el costo de la energía vendida frente a 2021.

Los crecientes volúmenes de electricidad vendida y el crecimiento de los servicios más allá de los productos básicos se deben asociar con una disminución general de los costos. Específicamente, se espera que el costo total de producción se reduzca en aproximadamente 50%, impulsado por una mayor dependencia de la producción propia en las ventas de energía, así como por una mayor participación de las energías renovables en el mix de generación del Grupo.

Se espera que el valor creado por el Grupo para los clientes suponga una reducción de hasta un 40% en su gasto energético, junto con una reducción de hasta un 80% de su huella de CO2 para el 20301.

III .Aprovechar la creación de valor en toda la cadena de valor

Con el fin de fortalecer su estrategia centrada en el cliente a través de la plataforma, el Grupo está creando una línea de negocio de Clientes Globales, que se encargará de definir la estrategia comercial e impulsar la asignación de capital hacia las necesidades del cliente, apalancando la electrificación y logrando la excelencia en el servicio.

La reorientación del grupo se combinará con una simplificación y reequilibrio de su cartera al (i) dirigirse a países de “Nivel 1”, (ii) desbloquear recursos mediante la eliminación de activos que ya no son fundamentales para la estrategia del Grupo y (iii) acuerdos de fusiones y adquisiciones para mejorar el posicionamiento, adquirir experiencia o generar sinergias.

IV. Impulsar la sustentabilidad Net Zero

La Estrategia del Grupo y su posicionamiento proyectado para 2030 le permiten adelantar su compromiso Net Zero en 10 años, de 2050 a 2040 tanto para emisiones directas como indirectas, sin recurrir a medidas compensatorias, como tecnología de remoción de carbono o soluciones basadas en la naturaleza. El Grupo planea abandonar la generación de carbón para 2027 y la generación de gas para 2040, reemplazando su flota térmica con nueva capacidad renovable y aprovechando la hibridación de energías renovables con soluciones de almacenamiento. Además, se espera que toda la electricidad vendida por el Grupo para 2040 provenga de fuentes renovables y, para el mismo año, el Grupo desactive su negocio minorista de gas.

El Plan Estratégico 2022-2024

En los próximos tres años, el Grupo se posicionará dentro de los objetivos marcados a alcanzar para el 2030. En particular, las estrategias a medio y largo plazo están plenamente alineadas con las siguientes acciones estratégicas: 

I. Asignar capital para respaldar el suministro de electricidad descarbonizada

El Grupo planea invertir directamente un total de alrededor de 45,000 millones de euros durante el período 2022-2024, lo que representa un aumento del 12% en comparación con el Plan anterior, mientras que cataliza alrededor de 8,000 millones de euros de terceros a través del modelo de negocio de Stewardship.

Durante 2022-2024, el Grupo planea invertir alrededor de 43,000 millones de euros bajo el modelo de negocio de Ownership, con una alineación del 94% con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU y una alineación de más del 85% con los criterios de taxonomía de la UE.

Durante este mismo período, el Grupo también planea invertir alrededor de 2,000 millones de euros bajo el modelo de Stewardshipa través de inyecciones de capital y adquisiciones de participaciones minoritarias, catalizando alrededor de 8,000 millones de euros de inversiones de terceros.

Del gasto de capital total de propiedad y administración del grupo para 2022-2024:

  • Se espera que se asignen alrededor de 19,000 millones de euros a las Energías renovables, especialmente en los países donde el Grupo se apalanca en una cadena empresarial integrada con los clientes finales. Se espera que la capacidad renovable total del grupo crezca a 77 GW desde los 54 GW estimados a fines de 2021. Como resultado, la producción libre de emisiones alcanzará el 77% en 2024 y las emisiones de CO2 disminuirán en más del 35% en comparación con 2021, encaminando al Grupo hacia sus objetivos Net Zero;
  • Se espera que se destinen alrededor de 18,000 millones de euros a Infraestructuras y Redes, un 12% más que el Plan anterior, gracias a mayores inversiones en Europa que también se espera aprovechen las oportunidades que brindan los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia lanzados dentro de la UE. Impulsado por estas inversiones, que tienen como objetivo mejorar aún más la calidad y la resistencia de la red, se espera que el Grupo RAB alcance los 49,000 millones de euros, un crecimiento de casi el 15% en 2021.

II. Habilitar la electrificación de la demanda energética de los clientes

Sobre la base del nuevo modelo de clientes del Grupo, se espera que el margen integrado aumente 1,6 veces para 2024 en comparación con 2021. Durante los próximos tres años, se espera que los ingresos de los clientes crezcan un 26% y se proyecta que las ventas de electricidad crezcan un 25%. Esto irá acompañado de una disminución en el costo total de la energía vendida de alrededor del 15% en comparación con 2021, también impulsado por una reducción de alrededor del 23% en el costo promedio de producción de energía.

II, Aprovechar la creación de valor en toda la cadena de valor

Se utilizará una gestión activa de la base de activos para completar el proceso de simplificación del Grupo Enel y desbloquear los recursos que se desplegarán para aprovechar nuevas oportunidades de crecimiento. Se espera que esto se traduzca en una acumulación de beneficios de 300 millones de euros en régimen.

***

ASPECTOS FINANCIEROS MÁS DESTACADOS

A nivel del Grupo, se espera que el EBITDA Ordinario crezca un 12% desde un rango estimado de 18,7 a 19,3 mil millones de euros en el 2021 a un rango entre 21,0 y 21,6 mil millones de euros en 2024.

El crecimiento del EBITDA Ordinario del Grupo se determina de la siguiente manera:

  • El crecimiento de las energías renovables es el principal motor del período y se espera que contribuya con alrededor de 2,000 millones de euros; de la misma manera, se espera que la evolución del parque de generación resulte en un crecimiento del 50% del EBITDA de Enel Green Power[4] sobre el Plan, es decir, de 5,800 millones de euros estimados en 2021 a 8,700 millones de euros en 2024;
  • Se espera que el EBITDA de los clientes aumente un 36% durante el período del Plan, alcanzando los 4,900 millones de euros en el 2024, en comparación a los 3,600 millones de euros estimados en el 2021. Este crecimiento está impulsado por los esfuerzos del Grupo en una estrategia comercial y de capacidad integrada, la captación de volúmenes en el segmento del mercado libre y las necesidades incrementales de servicios adicionales;
  • Se espera que el EBITDA de Infraestructuras y Redes aumente en un 16%, alcanzando los 8,700 millones de euros en 2024, en comparación a los 7,500 millones de euros estimados en 2021. Los principales impulsores son el aumento de RAB, impulsado por mayores inversiones, programas de eficiencia, aumento de tarifas debido a la indexación de la inflación, principalmente en Latinoamérica, y mayores volúmenes de energía distribuida.

Se espera que el Ingreso Ordinario Neto aumente en más del 20% de un rango de 5.4-5.6 mil millones de euros estimado en el 2021 a un rango entre 6.7-6.9 mil millones de euros en el 2024 gracias a la dinámica operativa descrita anteriormente y a la optimización continua de la gestión financiera del Grupo. Esta optimización se llevará a cabo principalmente a través de un aumento de las fuentes de financiación sostenible, que se espera que representen alrededor del 65% de la deuda bruta total en 2024, lo que se traduce en un costo de la deuda bruta que se reduciría al 2,9% en 2024, en comparación al 3,5% estimado a finales del 2021.

Se espera que el apalancamiento financiero se mantenga estable, con una relación Deuda Neta del Grupo / EBITDA de 2,9 veces durante el período del Plan, y una Deuda Neta del Grupo que se pasaría de 53-54 mil millones de euros estimados en el 2021 a 61-62 mil millones de euros en el 2024.

CREACIÓN DE VALOR PARA ACCIONISTAS

La política de dividendos de Enel para el período sigue siendo simple, predecible y atractiva. Se espera que los accionistas reciban un Dividendo por Acción fijo (“DPS”) que aumentaría en un 13%, llegando hasta 0,43 euros por acción, entre 2021 y 2024.

Se espera que el crecimiento planificado de las ganancias, junto con el rendimiento de dividendos subyacente2, se traduzca en un rendimiento total de alrededor del 13%.

INDICADORES CLAVE DE RENDIMIENTO

Este comunicado de prensa utiliza una serie de “indicadores de rendimiento alternativos” no previstos por las normas de contabilidad IFRS-EU adoptadas por la Unión Europea, pero que la dirección considera que puede facilitar la evaluación y el seguimiento del rendimiento y la posición financiera del Grupo. De acuerdo con la Comunicación CONSOB núm. 0092543 del 3 de diciembre de 2015 y con las Directrices publicadas el 5 de octubre de 2015 por la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) de conformidad con el Reglamento no. 1095/2010 / EU, el significado, contenido y base de cálculo de estos indicadores se muestran a continuación:

  • El EBITDA es un indicador del desempeño operativo y se calcula sumando “EBIT” a “Depreciación, amortización y pérdidas por deterioro”;
  • El EBITDA ordinario se define como el “EBITDA” atribuible únicamente a las operaciones ordinarias, vinculado a los modelos de negocio de Ownership y Stewardship. Excluye los costos asociados con los planes de reestructuración corporativa y los costos directamente relacionados con el brote de COVID-19;
  • La deuda financiera neta representa un indicador de la estructura financiera y está determinada por:
    • “Préstamos a largo plazo”, “Préstamos a corto plazo” y “Porción corriente de préstamos a largo plazo”, teniendo en cuenta las “Deudas financieras a corto plazo” incluidas en “Otros pasivos corrientes”;
    • neto de “Efectivo y equivalentes de efectivo”;
    • neto de “Porción corriente de cuentas financieras por cobrar a largo plazo”, “Valores corrientes” y “Otras cuentas financieras por cobrar” incluidas en “Otros activos financieros corrientes”;
    • neto de “Valores no corrientes” y “Otros créditos financieros no corrientes” incluidos en “Otros activos financieros no corrientes”.
    • La deuda financiera neta del Grupo Enel se determina de acuerdo con las disposiciones de la Directriz N ° 39, emitida el 4 de marzo de 2021, por la ESMA, aplicable a partir del 5 de mayo de 2021, y en línea con el Aviso de Advertencia N ° 5/21 correspondiente emitido por CONSOB el 29 de abril de 2021. Cabe señalar que las referencias a las recomendaciones de CESR contenidas en las comunicaciones anteriores de CONSOB deben entenderse sustituidas por la guía de ESMA antes mencionada, incluidas las referencias en la Comunicación núm. DEM / 6064293, de 28 de julio de 2006, relativo a la situación financiera neta;
  • Utilidad ordinaria neta del grupo: definida como la parte de la “Utilidad neta del grupo” atribuible únicamente a las operaciones ordinarias vinculadas a los modelos de negocio de Ownership y Stewardship. Es igual al “Ingreso neto del Grupo” ajustado principalmente por los conceptos anteriormente comentados en el epígrafe “EBITDA Ordinario”, neto de posibles efectos fiscales e intereses no controladores.

[1] Reducción del gasto energético y de la huella de CO2 calculada frente a 2020, en función de la cartera de clientes de Enel en Italia y España..

[2] Calculado sobre la base de un precio de la acción de Enel de 7 euros.

[3] Países en los que el Grupo Enel tiene presencia integrada o potencialmente integrada, a saber, Italia, España, Rumania, Estados Unidos, Brasil, Chile, Colombia, Perú.

[4] Incluida la generación convencional.

 

REVISTAENERGIA.pe

Artículos relacionados

Back to top button